Síndrome de compresión del nervio cubital

¿Qué es y qué hace el nervio cubital?

El nervio cubital es uno de los cinco principales nervios que inervan los miembros superiores (axilar, musculocutáneo, radial, mediano y cubital). Se encarga de funciones sensitivas y motoras en la zona interna del antebrazo (musculatura flexora, fundamentalmente) así como en la cara palmar de la mano y del 4º y 5º dedos

¿Qué son los síndromes de compresión de los nervios periféricos?

En su trayecto a lo largo del brazo y el antebrazo, estos nervios se pueden ver comprimidos (de manera aguda o crónica) en varios puntos anatómicos diferentes. La clínica afectará a todo el territorio del nervio afectado distal al punto donde se comprime. El más habitual de estos síndromes de compresión es el síndrome del túnel carpiano, donde el nervio mediano se comprime a la altura de la muñeca y provoca clínica en los primeros tres dedos de la mano.

¿Dónde se comprime el nervio cubital?

En el caso del nervio cubital, aunque es menos habitual que se vea afectado, con mayor frecuencia lo podemos ver comprimido a nivel de su paso por la parte interna del codo (surco epitrocleo-olecraniano o canal cubital). No obstante puede comprimirse en otros puntos, como la parte interna de la muñeca (Canal de Guyon).

¿Cuál es la sintomatología? ¿Cómo lo diagnostico?

Inicialmente esta compresión produce sintomatología sensitiva, que consiste en sensación de hormigueo (parestesias) en la parte interna del antebrazo (cuando se ve comprimido desde el codo) así como dedo meñique y anular. Esta sintomatología puede exacerbarse al dormir con los brazos flexionados o actividades laborales o deportivas repetitivas que impliquen mucha flexión de codo.

En fases más avanzadas, pueden aparecer déficits motores y atrofia de la musculatura flexora del antebrazo y de la mano, así como una deformidad característica (garra cubital).

Garra cubital

El diagnóstico debe sospecharse con una buena anamnesis por un personal cualificado y una adecuada exploración física, consistente en distintas maniobras (como la maniobra de Tinnel o la maniobra de Froment) así como diferentes hallazgos (como el signo de Wartenberg).

Signo de wartenberg

La prueba definitiva será un Electromiograma (EMG), un procedimiento que valora la conducción de los nervios periféricos y que indicará el grado de compresión del nervio así como la localización de la misma.

¿Cuál es el tratamiento?

Inicialmente estos casos se manejan conservadoramente. Analgesia oral, férulas nocturnas que eviten las posiciones forzadas y medidas de educación posturales. La mayor parte de los pacientes mejoran con estas sencillas indicaciones

En los casos refractarios a tratamiento médico, deberemos plantearnos un tratamiento quirúrgico. Este consiste en una liberación del nervio (neurolisis) de su zona de compresión, eliminando el factor causante, y, en muchas ocasiones, una trasposición del nervio (deslizar el nervio para alojarlo fuera del canal anatómico por el que discurre) y evitar, de este modo, que se reproduzca de nuevo la clínica.

Bibliografía

  1. Staples JR, Calfee R. Cubital tunnel síndrome: Current Concepts. J Am Acad Orthop Surg. 2017. Oct, 25(19): e215-24
  2. Barco R, Antuña SA. Medial elbow pain. Efort Open Rev. 2017 Aug. 2(8): 362-71
  3. Zhang D, Earp BE, Blazar P. Rates of Complications and Secondary Surgeries after in situ cubital Tunnel Release Compared with Ulnar Nerve Transposition: A retrospective review. J Hand Surg Am. 2017 Apr, 42 (4), 294
  4. Boone S, Gelberman RH, Calfee RP. The management of Cubital Tunnel Syndrome. J Hand Surg Am. 2015, Sept, 40(9), 1897-904